lunes, 30 de diciembre de 2013

Capítulo Treinta y siete

De mis relaciones con las mujeres en 2013

Agárrate los machos.



 No sé cuánto daña el tabaco la salud pero relacionarse con un ser del otro sexo si eres heterosexual debería darte puntos para renovar el móvil, debería poder canjearse por un menú BigMac (+0,60€ con patatas y bebidas grandes) o darte trabajo de revisor de la ORA sólo en zona blanca....

 Aquí van los tres casos que engloban los maravillosos perfiles que me he encontrado este año.

CASO nº1: "me gustas, pero no puedo tener nada contigo si no piensas tener hijos en dos años. Ya tengo casi 30".

 Es en este momento donde imaginas que esta chica podría entrar en un vagón de tren pasados dos años, y estando soltera podría acabar violando al revisor solo porque juró y perjuró que tendría hijos a los 32. Entonces, tu teoría de que los hijos son la culminación perfecta para una relación de amor estable después de ciertas vivencias indispensables dentro de los ciclos de la vida...se va a la mierda. Este tipo de mujer te puede pillar a los 32 en el supermercado, en el estanco o en los baños del Bar Josele en Torrepacheco (Murcia), y tienes que saber que irá a por ti, y sin darte cuenta tendrás un hijo, y justo antes de que el niño cumpla los 5 años ella te dirá "has cambiado..."


CASO nº2: "me gustas, pero no sé demostrarlo"

 Tuve que reír, de verdad que no pude hacer otra cosa. En ese instante pensé cómo estaba yo demostrándole que me gustaba.... tal vez no estaba haciendo bien haciéndola reír y sentirse a gusto. Qué tal si le hacía una demostración de verdad...no sé, por ejemplo podría ir a la plaza de España y sellar la bolsa de mis huevos en una mesa del bar Crystal con un clavo y ponerme andar avenida abajo hasta que reventara y hubiera pellejo hasta en la estatua de Jaime I. No sé, quizá no sepa querer.....


CASO nº3: "no sé si te merezco"

 Ésta es mi preferida. Una chica que está bien, que se divierte, que alucina y todo le parece genial; pero se siente (digo yo), tan miserable que le atormenta tener algo demasiado bueno para ella. Entonces suelta eso, así sin más, "no sé si te merezco". Mi respuesta: "te pido un poleo menta?" YO QUE SÉ, tendrá que pensarlo digo yo! Pero qué cojones debería responder yo a eso? Me porto un poco peor contigo para alinearme con tu ruin manera de existir tal vez? o quizá no, quizá debería tratarte como a una diosa para que te des cuenta de que realmente estoy muy por encima de tus posibilidades....


 Así que amigos, seguiré conociendo a personas en 2014 porque es realmente maravilloso. Basado en hechos reales, no lo intenten en sus casas....

3 comentarios:

Laura Muñoz Sastre dijo...

Fantàstic, jajajajajajajaja…. però si li donam sa volta a sa truita, ¿no seran excuses per no dir "en realidad no me gustas lo suficiente"??? ;p

mariajo dijo...

Jajajaja...Todo eso pasa porque asi es la vida ...pero vales mas que cualquier escusa ...no yego aun la tuya! Tkm

G a e l dijo...

Sigue buscando... Tu big mac está cada vez más cerca!