miércoles, 18 de noviembre de 2009

Capítulo Dos

INFELIZ CUMPLEAÑOS

Pongo una pizza en el horno y me siento en una silla de la cocina. Mañana es mi cumpleaños. Una de esas citas en las que la gente que no piensa como yo piensa de otra manera.

Mañana toca recibir felicitaciones. De gente que apenas te conoce, de gente que no te habla en todo el año, de gente que escupiría en tu cerveza y que mañana estarán más mimosos que nunca. Mañana es el día del engaño, de recordar que aquellos que en su día a día no son capaces de cuidarte ni de mimarte finjan ser tus amigos o mejor aún, que te quieran como no te han querido desde que te conocen.

Y tú a dar las gracias, que no hay que quedar mal.

Y es que ya todo me molesta, y es por mi culpa. Qué tiempos aquellos en que éramos jóvenes. Ahí está el problema, en que somos felices cuando no elegimos nada: cuando somos pequeños nuestros amigos son los de clase, vamos al colegio que nos asignan nuestros padres, hacemos el deporte que nuestros padres eligen, etc.... Esa es la felicidad de no tener que elegir, todo nos viene dado.

Pero al tener 16 o 17, empiezas a elegir tú: tu pareja, tus amigos, tu carrera, tu trabajo..... y ahí surge la ansiedad, nuestra incapacidad para valorar y tomar decisiones, y esa ridícula magnificiencia que sentimos cuando la decisión está bien tomada.

Así que a unas horas de mi cumpleaños, elijo callaros la boca, elijo que os resigneis a felicitarme, que me dejeis con mis pies y mis zapatos, con mis lágrimas y mi desidia.......como lo haceis los demás días del año. Infeliz cumpleaños!

5 comentarios:

Carlos dijo...

Feliz Cumpleaños!!!!

Lunita dijo...

Como yo no soy falsa, y no pretendo darte el cariño que no te doy el resto del año, ni pretendo parecer que te quiero,,, pq te quiero y te doy cariño en medida de lo posible por la distancia....

Te deseo un HAPPY BDAY!!!

Ese gran corazon debe tener grandes deseos... y si me es posible te hare un regalito yendote a ver la próxima semana!

Maria dijo...

Javi, es senyor que va decidir que se celebressin es "cumples" ho va fer per deixar que ens sentíssim especials per un dia, i també per facilitar a sa gent coneguda i/o amiga que es recordi de un/a i que d'una manera o d'un altra doni senyals de vida en forma de felicitació forçada o natural; falsa o sincera però al final una felicitació exclusiva per a noltros que agrairem perquè vulguis o no aconsegueix el que es pretenia, te fa sentir especial perquè és el teu dia.
Javi, ets una persona que val un món i te mereixes que te feliciti molta gent, així que FELIÇ DIJOUS BÓ Javi Muñoz!

Anónimo dijo...

En dos días es tu cumpleaños. No nos conocemos, pero he leido tu blog y no me ha dejado indiferente. Me ha gustado, así que simplemente por las sensaciones que me has creado, mis gracias se transforma en un Feliz Cumpleaños.

Anónimo dijo...

"Qué tiempos aquellos en que éramos jóvenes. Ahí está el problema, en que somos felices cuando no elegimos nada.
Esa es la felicidad de no tener que elegir, todo nos viene dado"

...y ahora somos adultos, nos toca elegir y somos infelices...

¿Y no será que el problema está en no elegir? ¿En no elegir ahora que podemos hacerlo?

¿No será que aunque las decisiones sí que fueron tomadas por nosotros pero de eso ya hace mucho y en realidad es como si no fueran nuestras?

Nos conformamos con lo que tenemos, con las consecuencias de las decisiones anteriormente tomadas: con el trabajo que en su día nos moló pero que ya no nos gusta (pero claro, hay que pagar las facturas), con la pareja a la que una vez juramos amor y damos por supuesto que el amor está allí sin que lo cuidemos (al fin y al cabo una vez fue declarado, suficiente).

¿No será que por falta de confianza en nosotros mismos no cambiamos las decisiones? ¿Por miedo a que nos digan que nos habíamos equivocado?

¿No será que las cosas nos siguen viniendo dadas?

Una decisión es como un contrato con nosotros mismos en el que declaramos que estamos de acuerdo con ésto y lo otro. Hay quien luego le da mil vueltas a la cabeza pensando si ha hecho bien o ha hecho mal, hay quien da el asunto por cerrado.

¿Pero no habria que verificar las condiciones del contrato transcurrido algún tiempo?
Si las circunstancias cambian, ¿por qué la decisión tomada en el pasado tiene por qué ser válida en el presente?

Si nuestros padres han elegido un colegio y no otro, si han elegido por nosotros un deporte y no otro, en parte hemos llegado a ser el resultado de decisiones ajenas. ¿Cuyas decisiones nos condicionan ahora?

¿Seguro que la felicidad es la de no tener que elegir?

¿O es que la felicidad es querer elegir todos los días?

A mí también todo me molesta. ¿Cuál de mis yo del pasado no me deja ser yo de ahora?

Quiero elegir.

Voy a elegir!!

Mañana.

O el día que cumpla los cuarenta.

Porque hoy soy presa de la mala experiencia y no de la fantasía.